CFDs are complex instruments and come with a high risk of losing money rapidly due to leverage. 70.23% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider.

You should consider whether you understand how CFDs work and whether you can afford to take the high risk of losing your money.

CFDs are complex instruments and come with a high risk of losing money rapidly due to leverage. 70.23% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider.

You should consider whether you understand how CFDs work and whether you can afford to take the high risk of losing your money.

Qué es el trading de CFDs?

En este artículo abordaremos los contratos por diferencia (CFDs), una conocida manera de operar con derivados que nos permite especular sobre la subida o la caída de precios en los mercados e instrumentos más veloces.

Contratos por diferencia, o CFDs

Examinaremos los contratos por diferencia (CFD, por sus siglas en inglés), qué son, su historia, lo que implica operar con ellos y las ventajas que tienen para el trader o el inversor individual.

Para el trader minorista o el participante individual en el mercado, el mundo del trading y de la inversión han crecido en el siglo XXI hasta ofrecer oportunidades que parecían impensables a finales del siglo XX. Estas ventajas han venido de la mano del progreso tecnológico, la apertura de los mercados y la mejora en la formación de inversores y traders, así como el desarrollo de los mercados de CFDs.

Ventajas del trading con CFDs

El trading con CFDs tiene tres ventajas principales:

CFDs: una breve historia

Los CFDs se desarrollaron en Londres durante los años 70 del siglo pasado y originalmente estaban pensados solo para inversores institucionales. Su objetivo era que los fondos de inversión y de cobertura pudieran apalancar su exposición al mercado (hablaremos del apalancamiento más adelante) y cubrir sus posiciones (examinaremos la cobertura también más adelante).

Sin embargo, a finales de la década de los 90, los brokers minoristas empezaron a utilizar los CFDs para dar la oportunidad a traders e inversores individuales de operar e invertir en una amplia variedad de clases de activos. Esto permitió que los particulares pudieran operar en múltiples mercados y activos, además de «ir a corto» con ellos, ya que hasta entonces solo era posible comprarlos y mantener su propiedad («ir a largo») en los mercados.

Además, los brokers minoristas ofrecieron la posibilidad de operar con margen a los inversores minoristas, lo que permitió el apalancamiento de su capital y sus fondos.

Exposición a largo y a corto

La forma más sencilla de entender la idea de margen o apalancamiento es a través de un ejemplo. Echemos un vistazo al precio del oro y veamos cómo funciona el apalancamiento al operar o invertir con CFDs. Si pensáramos que el precio del oro va a subir podríamos comprar el oro físicamente, pero también podríamos comprar CFDs sobre el oro, con los que realmente no adquirimos el oro en sí.

Apalancamiento o margen

La forma más sencilla de entender la idea de margen o apalancamiento es a través de un ejemplo. Echemos un vistazo al precio del oro y veamos cómo funciona el apalancamiento al operar o invertir con CFDs. Si pensáramos que el precio del oro va a subir podríamos comprar el oro físicamente, pero también podríamos comprar CFDs sobre el oro, con los que no adquiriríamos realmente el oro en sí.

Si tuvieras $10.000 en una cuenta sin apalancamiento y el oro cotizara a $1.000 por onza, podrías comprar diez onzas, agotando los $10.000 de tu cuenta. Pero si usaras esos $10.000 para comprar un CFD sobre el oro, que se opera con margen (o apalancamiento) no necesitarías todo el dinero de tu cuenta para comprar el equivalente a 10 onzas de oro.

Si, por ejemplo, tuvieras un apalancamiento en tu cuenta de 5 veces, solo necesitarías disponer del 20% de su valor en tu cuenta. Por tanto, podrías comprar una onza con solo $2.000. Con una cuenta de $10.000 podrías comprar CFDs por el valor de 50 onzas de oro. El apalancamiento de la cuenta de CFDs sería de 5 veces sobre una cuenta «normal» no apalancada.

Si el oro doblara su precio de $1.000 a $2.000 por onza, con una cuenta sin apalancamiento podrías recibir el 100% del beneficio de $10.000 que obtendrías.

Sin embargo, con una cuenta en CFDs podrías haber comprado cinco veces esa cantidad y, por tanto, con el mismo aumento de precio habrías obtenido un retorno del 500%, es decir, $50.000 de beneficio. Esta es la ventaja de operar con margen o apalancamiento.

Pero también hay que tener en cuenta que si el precio del oro cayera por ejemplo un 20%, hasta $800 por onza, el valor de una cuenta sin apalancamiento bajaría de $10.000 a $8.000, mientras que una cuenta de CFDs con un apalancamiento de 5 veces, habría perdido de un plumazo un 100%, es decir, $10.000. Operar CFDs con apalancamiento ofrece la posibilidad de obtener retornos mayores, pero a costa de sufrir pérdidas significativamente mayores también.

3. Cobertura

Otra ventaja que tienen los CFDs para los inversores (a diferencia de los traders) es la cobertura. La cobertura se utiliza cuando el inversor quiere reducir el riesgo asociado a posibles movimientos futuros del mercado y se realiza contrarrestando su exposición al mercado abriendo una posición opuesta en un mercado similar.

Como ejemplo, digamos que tenemos un portafolio de inversiones en varias acciones alemanas, pero nos preocupa el riesgo de que algunas de ellas sufran a corto plazo una corrección a la baja en los mercados bursátiles globales. Para enfrentarnos a esa amenaza podríamos usar CFDs, por ejemplo, vendiendo CFDs sobre el índice bursátil alemán, el DAX (llamado GER 30 en Hantec Markets). Así, si los mercados cayeran, las pérdidas de nuestras acciones en el portafolio de inversión podrían contrarrestarse con los beneficios de la posición corta obtenidos con los CFDs sobre el GER 30. Si el valor de las acciones subiera entonces ambos podrían compensarse igualmente, de manera que perderíamos el posible beneficio procedente de las acciones, pero habríamos limitado o cubierto el riesgo.

Ahora que ya entiendes cómo funcionan los CFDs, es hora de que abras una cuenta real con nosotros.

¿Listo para comenzar a operar??

Artículos Relacionados
Line-website.png